shiroyo_kuroki (shiroyo_kuroki) wrote,
shiroyo_kuroki
shiroyo_kuroki

  • Location:
  • Music:

Midnight Time~ ♥

Oh sí, pero esta vez nada de chorradas tristes como las veces anteriores (moekan, alégrate XD).

Título: ---
Fandom: Original (¿Vocaloid?)
Claim: Secreto~
Extensión: ... Todavía no conté =w= b
ADVERTENCIAS: raro, basado en la canción "Mr. Alice".


... Me aburro... ¡Quiero algo divertido!
-Niña ¿Deseas escuchar una historia?

-¡Claro que sí!

La pequeña corrió y se sentó delante del joven, feliz de que alguien pudiera entretenerla mientras la aburrida reunión de su familia continuaba. No le importaba que el lugar estuviera iluminado por las velas, ni que afuera lloviera, tampoco que sus padres sollozaban frente a una mesa alta con una persona sobre ella ¿Quién le mandó a dormirse allí a esa persona? Ni siquiera la conocía, ¿por qué preocuparse?

-¿No estás triste, niña?

-No... ¡Ahora cuéntame el cuento!

Se acomodó el sombrero, sonriendo ampliamente. Una niña tan inocente y un joven escritor... ¡Que gran maravilla era esa ocasión! Comenzó a tocar un piano invisible con sus manos enguantadas, notando que la pequeñita seguía su imaginario compás.

-De acuerdo, todo empezó en una reunión...

-¿Igual de aburrida que ésta? -Acotó la niña con los ojos brillándole de la emoción.

-Exacto...

La muchachita, llamada Alicia, ya estaba muy aburrida. Prueba de ello eran las largas y anchas mangas que tenía, que había estirado de puro aburrimiento, tenía puesta una corbata gris de su padre. Había tratado de jugar con unas canicas pero no se lo permitieron, probó hacer sombras a la luz de las velas pero aparte de un perro y un conejo no le salía nada más ¡Y no quería que el perro siguiera al pobre conejo!
En ese instante, decidió salir aprovechando que la lluvia había parado; se recostó en un árbol y cerró los ojos, pensando. "¡Llegaré tarde!" escuchó y se incorporó al ver un muchacho con orejas y cola de conejo corriendo con un enorme reloj casi pegado a su naricilla.


-¡Aburrido! ¡Ya lo conozco!

-Oh vaya, vaya... ¿Acaso no quieres perseguir al Conejo Blanco?

-¿Por qué todos quieren perseguirlo?

Eso mismo se preguntó Alicia al ver que la Oruga seguía fumando, el Sombrerero y la Liebre continuaban celebrando y la Reina pataleaba porque su juego de cricket fue superado por la muchachita rubia.
"Que mundo aburrido es éste" Pensó en el País de las Maravillas. El Gato de Cheshire sonrió, con su cuerpo humanizado y pequeñito, recordándole que todos seguían igual de locos.

-Pero si todos son locos entonces la locura es normal; por lo tanto, como soy normal en mi mundo, en éste soy una completa extraña.

-Nyahaha, lo has entendido, pequeña Alicia... Lástima que pronto crecerás y no podrás volver.


-¿Por qué no podría volver?

-Cuando uno crece, se ata a un mundo aburrido para poder seguir existiendo. -Contestó el escritor arreglándose el moño que sostenía su largo cabello verdoso.

-¿Y uno no puede "no-crecer"? ¿Por qué no quedarse allí??

-Porque no eres de aquí~ Ése es el punto, extraña extranjera ex-extraviada y entrañable enana.

-Yo soy Alicia. -Refunfuñó la adolescente al ser llamada "enana".

El Gato volvió a emitir un "Nyahaha~" antes de desaparecer. Alicia trató de ir con la Reina Blanca pero estaba ocupada moviéndose hacia adelante, zigzageando para derribar al Rey. Estaba harta del té y los pasteles así que pasó de largo de la eterna Fiesta del Té; bufó al ver cómo el Conejo otra vez tenía que arreglar su reloj. El dodó nunca terminaba de secarse; Tweedle-Dee y Tweedle-Dum no daban espacio a conversación.

-Se parecen a mi familia, por eso lo leo tanto.

-Bueno, la realidad supera a la ficción, pequeña.

-No soy pequeña, tengo catorce años ¿Sabe?

-Vaya, juraría que eras nueve años más joven...

La corbata un poco más ajustada, las mangas quedaban perfectamente y su vestido le cubría las rodillas. Ajustó sus coletas pero luego las deshizo, considerándolas "aniñadas" y miró de nuevo al escritor, quien seguía igual de misterioso que antes.

Cuando Alicia se hubo cansado del Zamarrajo, los Momerats, del constante murmullo de las Flores, los No-Cumpleaños, los gritos de la Reina Roja y hasta del juego de la Reina Blanca; comenzó a pasar página por página, buscando algo nuevo, algo que se le hubiera pasado. Pero nada... ¿Ya había visto todo? Incluso había decidido quedarse toda la ceremonia del Dodó, escuchó las historias de los gemelos... ¿Todo?

"En éste país extraño de gente extraña como él, ¿por qué es que nadie quiere perseguir al conejo aquél?"

-Ya no eres Alicia, Alicia... Déjale el espacio a una nueva. -Dijo como si nada Cheshire ¿O había sido el Sombrerero Loco? Posiblemente alguna de las Reinas...

-¡Yo soy Alicia, Alicia soy yo!

Pero en el fondo lo sabía, era hora de marcharse para no regresar jamás. Regula el reloj y la última página arrancó. Así... Sólo así...


-¿Sólo así qué? ¿Iba a dejar atrapada a la próxima Alicia?

-Que muchachita tan lista eres... -Sin agregar nada más, se levantó y desapareció haciéndose humo.

La muchacha se levantó, tomó una vela y salió al jardín: los momerats estaban formaditos en fila a la vez que los Limazones espantaban a las Rantas, haciendo hoyos en la tierra.

-Ahí van de nuevo... Tsk.

Mientras Alicia corría a detener el desastre, agitando la vela y regañando. En el techo de la casa, se escuchó un "Nyahaha~" y el escritor observaba todo muy divertido.

-Ven linda Alicia, ven, acércate un poco más... Y lo del próximo capítulo te voy a contar...

-Nyah... Que poético estás hoy... ¿Se te ha ocurrido un final para esto?

-No todavía, pero pude unir las hojas que estaban enterradas al lado de la madriguera del Conejo.

-Nyahaha, léelas.

-"Sí, eso fue todo un sueño que Alicia tuvo... Y al despertar aquí sigues, al igual que siempre, eternamente solos... Y como en la locura de una página a otra página a otra página a otra más a leer..."

-Nyah... Nyahahaha, sería mejor si releyeras desde el principio ¿No crees? A ver si te ayuda la canción.

-Sí, supongo que tienes razón.

Dibujó en el aire de forma infantil un libro, dejo la pluma en su regazo y extendió las manos para que cayera suavemente. Una vez convertido en realidad, pasó las páginas hacia atrás.

-Y Alicia cayó por la madriguera...
Tags: autor: shiroyo-kuroki, fandom: original
Subscribe
  • Post a new comment

    Error

    Anonymous comments are disabled in this journal

    default userpic

    Your reply will be screened

    Your IP address will be recorded 

  • 0 comments