?

Log in

No account? Create an account
Furan

White Sun, Black Moon

¡Dominación mundial a través del manganime!

Previous Entry Share Next Entry
Octavo Reto: ¡Más complicado aún!!
Furan
shiroyo_kuroki

Me lleva la... ¿Es que no pueden ponerme un reto fácil aunque sea por una vez?? Hagan esta simple suma y vean porqué estoy así: semana de pesadilla en la escuela + falta de inspiración =... ¿Entienden?? Pero! Como el ave fénix (?) resurgí -por ahora- de entre las cenizas así que aquí está el reto T___T

Reto: Tabú
Título: It's just incest (Es sólo incesto)
Fandom: original (Aún no le encuentro nombre...)
Rating: ...+13??
Extensión: 2514
ADVERTENCIAS: obviamente incesto -los títulos que dan nombre a los retos no son de adorno xDD- y tal vez lime tirando a lemon (muy malo...) ¡Ah! Y también que tiene -o intenta tener- los conceptos del rojo (mencionados en la entrada correspondiente al reto). ¡Espero que sirva!! Ah y si necesitan alguna aclaración que me digan =___='

 

It’s just incest:

Shiroku mira a un lado y al otro, su pie choca con fuerza contra el suelo.

-Ese idiota…-

Mira el reloj de la pared, está esperando desde hace cinco minutos y se recuerda mentalmente mantener la paciencia –aunque no le queda mucha luego del día agitado que tuvo-. Patea la pared y maldice en voz baja por el retraso que lleva su encuentro por parte de su hermano.

-Lo mataré en cuanto lo vea…-

-¡Ah, Shiroku! Aquí estás-

-… ¿Puedo saber qué haces aquí Koren?-
Un ligerísimo color rojo aparece en sus mejillas pero ella no parece notarlo.

-Oh pues… ¡Estaba buscándote!-

La voluptuosa mujer se agacha para quedar a la estatura del otro. Éste la mira un tanto indiferente y responde con una voz seca y fría –aunque duda de que realmente esté haciéndolo bien-.

-No tenemos ninguna misión, lárgate-

-Que malhumor… ¡Ven!-
La mujer jala de las manos a su compañero pero este sigue pegado a la pared.

-Déjame en paz y márchate, estoy ocupado-

-¿Ocupado en qué? ¿En mirar a ver si el reloj se detiene? ¡Vamos!-

-Que me sueltes-
Se suelta con brusquedad de su compañera y esta hace un mohín.

-¡Amargado! ¡Tienes que disfrutar de la vida! Vamos, alégrate y acompáñame ¿Sí?-

-Tu vitalidad exagerada roza el punto de la hiperactividad-
La voluptuosa mujer mira expectante.

-… Que no-

Koren, sin quitar la sonrisa de su rostro, hace que la cabeza del albino quede entre su gran busto.

-¿Ahora sí?-

El otro, sin inmutarse siquiera, niega –aunque un pequeño calorcito molesto se instala en él-. Ella suspira y dice en un tono casi melódico.

-… Si no reaccionas a esto es porque tiras para el otro lado-

Se aleja un poco y vuelve a agacharse.

-Pues vienes, quieras o no-

Un beso en la mejilla, unos ojos brillantes junto a su gran sonrisa y la pelinaranja, agarrando de una mano al de cabellos albos, lo lleva casi volando al salón principal.

-Dije que no quería-

Allí, encuentra a Chika hablando torpemente –seguramente borracho- con Shinken, quién mira con una sonrisa burlona a su compañero. El cyborg mira a los recién llegados y comienza a reír estúpidamente.

-Hey Shinken ¿Cuántas se ha tomado ya?- Mira al pelirrojo que sigue riéndose y luego posa sus ojos heterocromáticos en la mujer de cabello naranja.

-Unas tres ¿Todos los humanos son así de torpes?-
La sonrisa burlona y una mirada divertida muestran su gozo por la torpeza que muestra el otro.

-¡Oh vamos Shinken-chan! No puedes ser tan…-

Chika, aún riendo, extendió una mano e inmediatamente fue a parar al pecho de su compañera. En menos de cinco segundos el cyborg está estampado en la pared más cercana.

-¿¡QUÉ PIENSAS QUE HACES, IDIOTA!?-

-Uh oh… Huelo peligro…-

Un montón de pasos se comienzan a escuchar; Shiroku mira hacia atrás pero no ve a nadie, haciendo unos cálculos y conectando puntos, da media vuelta y enfrenta a Koren con dejo de resignación.

-¿Lo dices por la pelea o por…?-

De repente, sin la más remota idea del porqué, aparece un tumulto de gente que los aplasta. Tratando de no morir asfixiado, aparta con empujones a los presentes y agarra la mano de su compañera.

Una vez fuera del mar de carne, se da cuenta de que la gran mayoría está compuesta por todo el Sector XIII mientras que los otros son de pisos inferiores.

-Toda la gente que viene detrás…-

-¡Ven aquí idiota!-

-E… ¡Espera Shinken, no fue a propósito! ¡Parecía una deliciosa naranja, lo juro!-

La chica, más enfadada aún, comienza a dar golpes y patadas pero es esquivada con casi total facilidad… Hasta que Chika resbala y todos se arremolinan alrededor de ellos.

-¡No te escapes, pequeña rata humana!-

-¡Ah! ¡Que no fue a propósito!-

Haciendo gala de su fuerza bruta y agilidad, saca la cuchilla que tiene en la palma de la mano para dar estocadas cortas combinadas con patadas y pisotones.

-¡Vamos muñeca! ¡Que tú tienes poder!-

Los gritos del ‘público’ festejan el despliegue de poder –de fuerza- que tiene, cosa que no le hace mucha gracia a la mujer ya que también piensa y planifica a una velocidad luz sus movimientos para hacer caer al idiota que tenía delante.

-¡Patéale ese lindo trasero, pelirrojo!-

El cyborg vuelve a esquivar unos cuántos golpes pero recibe de lleno una patada en el estómago, Shinken agarra su cabellera rojiza y jala con fuerza. Se mezclan los gritos de emoción del público con los de dolor y se escucha como algo –alguien- hunde el piso.

-¡No puedes Shinken! ¡Soy mejor que tú!-

-¡Por ahora!-

-¡Y por siempre! ¡No hay nada mejor como tenerse confianza!-

-¡Pues esa confianza te la bajaré de un hondazo!-

Aunque Chika no parece ebrio, su auto-confianza sigue siendo la misma así que, con una sonrisa burlona y de ‘soy el mejor’ regresa a la batalla.

Shiroku mira con atención a su compañera pero luego fija su vista en el techo. Desde hace un buen tiempo se siente raro con su presencia, responde leve e inconscientemente a sus continuos coqueteos pero por
sobretodo eso… A veces tiene unas ganas inmensas de abrazarla o ir más allá de sus insinuaciones. Niega fuertemente con la cabeza y ella lo mira extrañado.

Éste tose y fija su vista en el pelotón humano.


-Koren… ¿Me trajiste sólo para esto?-

-Um… No…-

-¿Qué rayos sucede aquí??-
El sonido de algo metálico y el ligero calor que despiden las ventilas hacen acto de presencia.

-Oh ¡Nada señor Gainoji!-

El hombre, parado en su plataforma voladora como siempre, mira a través de su extraña máscara (que parece una antigás) al pelotón de gente.

-Que interesante… ¿Acaso hay algún evento parecido al que se celebraba en Roma para que esta multitud esté tan junta?-

Shiroku mira con una ceja levantada a Koren, ésta traga saliva y busca una excusa. Una mata de pelo naranja furioso se agita encima de todas las personas y el científico se agacha para evitar que un cuerpo sudado –y un tanto sangrante- lo tire de su ‘medio de movilidad’.

-Vaya ¿Acaso se está librando un encuentro feroz entre la Sujeto de Prueba 3 y el hombre de hojalata?-

La voz pastosa y ese tono de superioridad que tanto odia el más joven provoca que haga una mueca de disgusto pero la esconde rápidamente.

Un sonido parecido a la voz de Chika retumba debajo de las placas metálicas que cayeron, producto del golpe que su espalda recibió.

-Aún… No… Acabo con… Contigo… Debo… Ganarte…-

-Vaya, vaya, parece que el hombre de hojalata demuestra ser más fuerte a pesar de mantener su estructura básica humana-

-Es que… Chika es muy valiente-

-Oh ¿Valiente? Yo diría que omite toda lógica ya que sus probabilidades de sobrevivir son de cinco a…-

De entre todo el griterío que se volvía a formar, el peliblanco suspira y deja al Equipo de Captura matándose mutuamente y a su compañera con el excéntrico científico. Una vez de nuevo en el pasillo en el que estaba anteriormente, suspira y mira con enfado el reloj: ya iba quince minutos tarde.

-Demonios, sus gritos se escuchan desde aquí…-

-Parece que Chika hace honor a la frase ‘tiene un cuarto de valentía y tres de estupidez’ ¿Verdad, Shiroku?-

-Te tardaste, imbécil-

-¿Esos son modales para tratar a tu hermano?-

Un par de dedos tibios acarician la mejilla del pequeño, éste cierra los ojos y deja que esa sensación olvidada lo llene de nuevo por unos momentos.

-Tengo todo el derecho del mundo a hacerlo-

-El que sea parte de ti no te da más derechos que a mí ¿Sabes?-

El peliblanco abre los ojos, los ojos grises de su hermano mayor lo miran con ternura.

-Ven-

Una mano suave agarra su brazo y, en lo que le pareció el lapso de tiempo más corto del mundo, ya estaba en la habitación del nuevo integrante.

-Ah… ¿Qué sentiste al dormir en una cama mullida por primera vez, hermano?-

-Tranquilidad… Y ganas de dormir-

Shiroku se acuesta al lado del mayor, mirando divertido como abraza una almohada blanca y luego se ajusta la tela azul que anuda parte de su largo cabello
casi plateado. Observa un poco la habitación, se sienta en la cama y mira fijamente a su acompañante.

-Aunque… La habitación es un tanto pequeña y también tiene mucho blanco ¿No crees que el blanco es un tanto frío?-

-Me da lo mismo-

-Ah… Eres un poco amargado ¿No crees que tu actitud es inapropiada para tu edad?-

-Recuerda que soy más grande que tú, con más experiencia y que si mi cuerpo es igual al de un chiquillo de trece años es por… Eso-

El otro mira con seriedad a Shiroku pero rápidamente ríe un poco y lo abraza.

-Lo sé, pero no recuerdes esas cosas, siempre quise que lo olvidaras-

-No es necesario que me abraces para que abandone esos recuerdos, además…-

-¿Además…?-

-No es algo que me pueda permitirme olvidar tampoco-


Un silencio incómodo se instala en el lugar. Tras unos minutos estando así, uno de los dos se dispone a romperlo.

-¿Sabes hermano? He estado esperando mucho por volver a verte… Estaba muy ansioso-

-Yo no sabía que seguías vivo Ayashikuri…-

El de ojos grisáceos mira a Shiroku, con lentitud, se acuesta a su lado.

-Lo sé… Pero aún así ya no importa…-

Un suspiro por parte de ambos y el albino vuelve a cerrar los ojos, ese tacto tibio lo vuelve a invadir.

-Hermano…-

-Sólo dime Shiroku ¿Quieres?-

Ayashikuri asiente levemente.

-Shiroku… ¿Sabes? Desde que te volví a ver algo extraño comenzó a estar dentro de mí-

-¿Te fijaste si no tienes un transmisor o…?-

-Simplemente te deseo-

Shiroku demuestra su sorpresa pero no se aleja cuando Ayashikuri comienza a lamerle el cuello. Sus manos pasan desde su cabello corto hasta su estómago, donde se mete lentamente levantando la camiseta.

-A…Ayashi…-

Los labios que se pegaron a su boca le impiden hablar, siente como la desesperación de su ‘hermano menor’ llena cada uno de sus sentidos. Se quita la camiseta y, aprovechando el abrazo que le da, le suelta el cabello.

-Que quede claro, mando yo- Shiroku tira a Ayashikuri en la cama y se coloca encima.

-Es algo raro… La atracción en los seres humanos es meramente sexual pero siento que es diferente-

-¿En serio?-
El peliblanco baja el cierre de la chaqueta que tiene su hermanito y le muerde con suavidad el cuello.

-Verás, a pesar de eres terriblemente hermoso… Ah- Una mano pequeña y helada se afirma con fuerza en su espalda, provocándole espasmos.

-¿Qué mas?- Lametones en el cuello, besos hambrientos en el hombro.

-… Tu voz es melódica y tu piel suave… Ah… Detente o no podré seguir…-

Obliga a su hermano a levantarse un poco para quitarle la chaqueta púrpura y dejarla olvidada en el suelo. Agradecía que ninguno llevara calzado porque habría sido un problema mayor pero rápidamente vuelve a la acción jalando con suavidad el cabello de su nuca.

Los gemidos cortos y casi silenciosos que suelta el de cabello gris son una melodía.

-Sigue o te dejaré así-

-Ungh… También sabes delicioso…-

-Tú también hermano… Y ansiaba volver a hacer esto…-

-¿Así que por esto te mantuviste con vida?-

La ausencia de palabras se volvió a establecer, en ese largo silencio, ambos ya estaban desnudos y jadeando.

-No contestaste…-

-Por eso y otras cosas… Pero sí, principalmente por esto-

-Menudo optimismo… Voy a entrar-

-Hazlo…-

Están juntos de nuevo, vuelven a hacerlo y no les interesa. El mayor abraza a su hermano y sigue embistiéndolo, rápido, lento, los besos van y vienen –aunque no es su estilo, pero la espera ha sido muy larga-.

El tiempo les pasa lento pero cuando acaban se dan cuenta que es de noche.

-Ah… Noche…-

-¿Te preocupa?-

-Para nada… Sólo que extrañaba esta sensación de estar un poco más completo-

-¿Debo decir gracias?-

-Deberías besarme-

Unen de nuevo sus labios. Shiroku abraza con fuerza a Ayashikuri, sabe que esa pequeña muestra de amor más su ‘reencuentro’ oficial lo pone muy feliz, pero aparece en su mente el recuerdo de los pechos de Koren. Se aparta de su hermano con rapidez y sacude la cabeza.

-¿Estás bien?-

-Sí… Sólo un tanto cansado…-

-Duerme, te cuidaré-

-… No dudo de eso-

-Por cierto-

-Dime-

-¿Harás ‘eso’ con Koren?-

-¿E…?-
Shiroku recordó lo que le había prometido –Sí, lo haré-

Antes de caer dormido, Ayashikuri tiene una amplia sonrisa en el rostro.

_-_-_-_-_-_-_-_

-¡Shiro-chan! ¿Por qué te fuiste? ¡Te perdiste la pelea del siglo!-

En la enfermería –Sala de Reparaciones- aún están quitándole los trozos de vidrio, metal y otros objetos a ambas partes. Los hermanos están allí para ver cómo fue que acabó la pelea… Aunque era una tonta excusa para mantener un poco la distancia y no ser tan descuidados.

-Tenía algo pendiente con Ayashikuri, no era asunto tuyo-

-… Mala persona ¡En fin! La pelea ha sido fantástica-

-¿De verdad? ¿Cuál de los dos ganó??-

-…
Ayashikuri…-

El mencionado mira interrogante al chico pero éste lo ignora.

-¿Cómo es que no están en pedazos??-

-Pues… Se podría decir que los han mandado a dormir un rato…-

-Uh… Los desconectaron temporalmente ¿Verdad?-

-Sí ¡Pero no importa! Hay que ser optimistas ante todo esto porque tuvieron una buena descarga de estrés-

-Si claro, es tres, es cuatro, es cinco ¿No hubiera sido mejor desconectarlos desde un principio y ya?-

-¡Te salió un chiste! ¡Bravo por ti Shiro-chan!-

El ceño fruncido no hace efecto en Koren y sigue riendo.

-Es que al final el rarito acabó por interesarse en la pelea así que no los desconectó hasta que estuvieran a punto del colapso-

-… ¿Y a eso le dices descarga de estrés?-

-Bueno Shiroku, si lo ves desde un punto de vista… Dormirán un buen tiempo ¿O no?-

-¿Y dónde demonios entra la parte del optimismo?-

-El optimismo ante la vida Shiro-chan-

-… ¿Qué?-

-¡Sí! ¡El optimismo ante la vida!-

-… Error. Reinicie el programa para ejecutar de nuevo la acción…-

-Que gracioso Ayashikuri…-
Esa fue la señal para que comenzara el pequeño espectáculo.

-Oh vamos, el hecho de que estamos vivos, sanos…-

-Dentro de lo que cabe-

-En un bello mundo-

-En el que luchamos contra cyborgs, humanoides, robots y toda la cosa…-

-Lleno de vida…-

-Que en su 49% es total o parcialmente robótica-

-… Con animales bonitos y gente buena-

-Los animales están en reservas especiales para evitar su extinción y la gente usa una máscara para luego clavarte el puñal por la espalda-

-… Shiro-chan Amargado-

Una pequeña sonrisa se instala en Shiroku.

-Lo sé-

-¡Mala per…!-


Un pequeño pitido ya conocido roba toda la atención.

-Suena a modelos AK861 azules destrozando la Fortaleza Cian del norte-

-¿Volvemos a disparar?? ¡Espérenme que voy a buscar mis armas!-
Koren sale disparada a buscar sus preciados objetos.

El albino ahora muestra una sonrisa enorme: su hermano está con él y Koren vuelve a ser la misma de siempre.

Más les valía a esos robots prepararse porque cuando Shiroku se tiene confianza no hay quién lo pare.

Y como es un original... ¡Aquí tienen la guía!

Sobre la historia:

Básicamente es un mundo cyberpunk (casi como Ghost In The Shell) en el que, debido a circunstancias variadas, hacen que el Equipo de Recuperación (Shiroku y Koren) luchen con la lista que describe Shiroku en el one-shot.

Luego está el equipo de Equipo de Captura (Shinken y Chika) que originalmente estaba formado sólo por Chika pero como Gainoji insistió en fabricarle un compañero, crea una humanoide sexy y poderosa. Desde ahí tienen roces de todo tipo.
La conexión fraternal entre Shiroku y Ayashikuri es un misterio para todos ya que es el último el que insiste en llamar al otro 'hermano' aunque gracias al entrometido del científico se comprueba que tienen una relación consanguínea.

Respecto a los personajes:

Shiroku: es uno de los protagonistas de la historia. Cabello blanco y corto (apenas debajo del hombro); padece de heterocromía así que su ojo izquierdo es celeste y el derecho un verde oscuro; de mediana estatura -. Su apariencia es la de un adolescente de 13 años. Dice ser un humanoide pero aún guarda muchos secretos. Es un poco cabezota, con algo de orgullo y cuando algo nuevo aparece dentro de sí que no puede almacenar con certeza en su base de datos queda confuso y perdido, aún así, es tierno a su manera.

Koren: compañera de 'Shiro-chan'. Su cabello es naranja claro y siempre lo tiene atado en una coleta para que no le moleste (atado le llega a la mitad de la espalda); sus ojos son verde claro; es alta -mide 1,60-. Es hiperactiva, muy alegre ante la vida y parece no tener nunca los pies en la tierra. A pesar de su actitud de niña, cuando se requiere a la 'Koren adulta', allí está: seria, decidida y preparada para la acción.

Chika: miembro del Equipo de Captura. Tiene una melena roja que le llega a los codos; ojos almendra y alto -1,68-. Cabezota a más no poder, orgulloso y muy confiado ¡Así es él! Más te vale que no te pongas en el medio de la acción porque se enfadará mucho, se emborracha fácilmente (aunque no de señas de eso) y siempre tiene una herida fresca o sanando para mostrar. Su relación con Shinken no parece ser muy buena pero quién sabe... Tal vez compartan más gustos que disgustos.

Shinken: cyborg. Cabello naranja fuerte y corto; ojos amarillos y la más alta -1,70-. Desde que fue creada, no hace más que pelear con Chika en el Sector XIII, no soporta sus supuestos aires de grandeza -en realidad sólo se intenta halagar a si mismo un poco- y si no sale lastimada, siente que no sirve para la batalla. Es ágil, inteligente y no se le ve ningún fallo (a menos que esté junto a Chika, claro) y no queda muy claro qué es lo que siente hacia él.

Gainoji: científico demente. Cabello azul eléctrico y corto (o su máscara no deja que su pelo salga libremente); no se conoce el color de sus ojos porque siempre porta una máscara; se dice que es bajo o que utiliza zancos pero nadie puede saber cuanto mide ya que nunca baja de su plataforma. Dicen que está rematadamente loco pero que es un genio, siempre mete las narices en cosas que le parecen interesantes (como la llegada del hermano de Shiroku) y busca algo que nadie sabe con exactitud qué es. Parece divertirle ver acontecimientos que provocan una reacción en la gente.

Ayashikuri: el misterioso hermano de Shiroku. Cabello largo y casi grisáceo (lo lleva atado con una tela y el pelo le llega a las muñecas); tiene ojos grises, casi blancos y mide lo mismo que Chika. Llegó hace muy poco -se diría una semana en este one-shot- y llama a Shiroku 'hermano'. Gracias a la intromisión de Gainoji se aclara esto pero Shiroku insiste en que lo llame simplemente por su nombre. Adora al más pequeño y sabe mucho de cosas electrónicas.